Martes, 22 Agosto 2017

1c04cf3f-eb6c-467d-ba39-842dcae82c4a

Tras más de 20 años, doña Irene, originaria de San Agustín Yatareni, tiene por fin la esperanza de volver a ver a su hija y conocer en persona a sus nietos, el solo imaginarlo la han convertido en un manojo de nervios, tanto que no para de alisarse el vestido azul cielo satinado que decidió usar hoy. Elia, su hija se fue a los 14 años a perseguir el sueño americano, con un grupo de desconocidos prácticamente, cruzó el desierto en busca de una oportunidad que le permitiera un futuro mejor que el que le deparaba en su comunidad, donde la mayoría de las mujeres que no tienen oportunidades de estudiar, se dedican al hogar y a la cría de animales de corral, tal cómo lo hace su mamá. Relata doña Irene que un día su hija le dijo que se iría para buscar trabajo y que de allá le mandaría algo de dinero para ayudarla, y lo hizo; pero las cosas van cambiando y aunque en la actualidad la ayuda, ahora su hija tiene una familia y a pesar de conocer a sus nietos por fotografías y hablar con ellos por teléfono, ya quiere verlos en persona.

 

El hecho de pensar en el avión la vuelve a poner nerviosa, pero emocionada porque sus nietos también ya quieren verla, aunque admiten que los dos más chicos, aún no hablan español. Mientras que los hermanos de Elia, los otros cuatro hijos de doña Irene, le recomiendan que disfrute a sus nietos y a su hija, que vaya y que conozca dónde y cómo viven, que trate de recuperar el tiempo perdido. Doña Irene agradece al Gobierno del Estado de Oaxaca el apoyo que les ha dado para aprovechar esta oportunidad de reencontrarse con su familia.

MVM Noticias

Contacto